Dia del Periodista

Hoy 7 de junio se celebra el día del periodista, y esto ha tenido un gran impacto en la red, (Dia del Periodista), véase aquí. Donde desde Marcelo Tinelli hasta Pino Solanas , saludaron  a todos en este día, mediante alguna frase o una simple imagen.

Advertisements

7 de Junio, Día del Periodista

El día del periodista se celebra en nuestro país, a partir del año 1938, en recuerdo del primer medio de prensa con ideas patrióticas. En este día pero de 1810, Mariano Moreno fundó la “Gazeta de Buenos Aires”, primer periódico de la etapa independentista argentina. Sin lugar a dudas los festejos luego de más de doscientos años han cambiado rotundamente.
Día del periodista copia
En la mayoría de los medios gráficos se vivió un día bastante atípico ya que los profesionales decidieron establecer un paro en las redacciones. Protestando por su salario y su dignidad. El salario básico es $6.500 y protestan por una actualización del mismo.
Las redes sociales son parte de festejo de manera relevante. El hashtag #FelizDíaDelPeriodista es el primer trending toppic mundial en Twitter. Distintos periodistas recibieron infinidades de saludos por sus seguidores. Además en los medios televisivos, el festejo del día del periodista no se quedó afuera. Recibieron regalos por parte de sus auspiciantes, colegas y espectadores.
La presidenta Cristina Kirchner saludó vía Twitter a los periodistas en su día con un irónico mensaje: “Hoy, hace 203 años, se publicaba la primera edición del primer diario oficialista de nuestra historia”, recordó a través de su cuenta @CFKArgentina, en referencia al periódico La Gazeta de Buenos Ayres, creado por la Primera Junta en 1810.
Tras ese tweet, cargó contra aquellos que “escriben en los medios” y “están convencidos de que ser periodistas es ser opositores”.
En otros años de su gestión, la jefa de Estado también hizo alusión a la relación entre los medios y los gobiernos. “El periodismo nació vinculado con la política”, había dicho en 2010, el año de los festejos por el Bicentenario.
Luego de repasar los hitos de Moreno y Franklin, retomó el propósito de su mensaje: “Bueno, ya me fui de tema. Lo cierto es que quiero felicitar a todos los periodistas… y a todas, en su día”, sostuvo.
Como podemos ver, el 7 de Junio es un día distinto a los demás para los periodistas que son reconocidos por sus públicos y sus colegas por brindar información día a día. Pero como dijimos este año fue atípico también porque el paro que se vivió en las redacciones y empaño un poco el festejo.

Mediamorfosis en la comunicación

Las Narrativas Transmedia son historias contadas a través de múltiples medios (Carlos Scorari). Este concepto fue introducido por Henry Jenkins en 2003 en un artículo publicado en la revista especializada Technology Review en el cual afirmaba: “Hemos entrado en una nueva era de convergencia de medios que vuelve inevitable el flujo de contenidos a través de múltiples canales”. Interesante.

En el marco de las 2das Jornadas Digitales organizadas por FOPEA y la Universidad Blas Pascal, el periodista y consultor e investigador en medios digitales, Álvaro Liuzzi, basó su ponencia en las Narrativas Transmedia como el presente y el futuro del periodismo y la comunicación. Aseguró que somos testigos de una mediamorfosis que nos lleva indudablemente a repensar las formas en elaborar informaciones-mensaje.

Lost

Un claro ejemplo de un trabajo transmedia fue la serie Lost. A lo largo de sus 6 temporadas (2004 – 2010) pudimos asistir a una creación de hilos narrativos propios a través de la serie televisiva, comics, webisodios, acciones de marketing (simulación del avión en la estación de trenes de Atocha, Madrid). 

Otros de los precursores en la materia es la empresa de entretenimiento Walt Disney. Sus múltiples productos pasan de un medio a otro con un éxito rotundo.

Walsh y Malvinas 30

En el periodismo, las Narrativas Transmedia están presentes y muchas veces no nos damos cuenta de ello. Ejemplos de convergencia fueron los proyectos desarrollados por Liuzzi y equipo. Se trata del “Proyecto Walsh” y “Malvinas 30”. Ambos, con el aniversario  redondo de cada historia buscaron recrear en tiempo real la cobertura de los hechos, hoy, históricos. 

En el caso del Proyecto Walsh, el punto de partida, según sus autores, fue el siguiente: ¿Qué hubiese sucedido si al momento de realizar la investigación de los fusilamientos, Rodolfo hubiese tenido a su alcance las herramientas digitales de publicación que tenemos hoy los periodistas?

El resultado, acá: http://proyectowalsh.com.ar/

En el caso del proyecto Malvinas 30, sus autores comentaron: 

Malvinas30 fue un Documental Interactivo que a lo largo de 4 meses buscó, a través de herramientas digitales, re/vivir los acontecimientos de la Guerra de Malvinas, tal como sucedieron durante el año 1982.

Se trató de un Documental Transmedia experimental en el que cada plataforma utilizada en el proyecto tendrá una producción propia para que el conjunto de realizaciones formaran un todo homogéneo.

El trabajo se puede ver en el siguiente enlace: http://www.malvinastreinta.com.ar/

Audiencia

Un elemento clave en esta transformación del storytelling es conocer qué pasa con la audiencia, destinataria final de los mensajes. Para Liuzzi, los receptores están fragmentados, son itinerantes, no difieren entre producción y consumo, altamente participativa, con una fuerte tendencia a la replicación y expansión. El desafío está en pensar las audiencias de acá a 10 años. El mundo cambia vertiginosamente.

Fundamental es no olvidarse que, primero, hay un trabajo de investigación que se ve reflejado tecnológicamente. No todo es tecnología. Lo importante es tener qué contar, después se ve el medio. Esto no es un punto menor en un contexto de tecnificación permanente.

“El futuro se pone de moda cuando nos cuesta entender el presente”. Frase del profesor de periodismo y nuevas tecnologías José Luis Orihuela. Buen punto de partida para profundizar y así no perder el eje de lo que se está haciendo comunicacionalmente. El mundo cambia. Y no hay vuelta atrás.

Imagen

 Luis Ñáñez

¡AlaFlauta!

El concepto de red social supone un espacio de encuentro, comunicación e intercambio entre tres o más personas que, en él, permanecen conectadas entre sí a través de una matriz común. La existencia  y supervivencia de cada una de estas redes, sin embargo, depende de la fluidez con que los elementos que la compongan puedan moverse en sus hebras y, más aún, de la fortaleza y flexibilidad de su tejido entero. Es prestando atención a esos desafíos, que el sitio de clasificados online, AlaMaula, intenta dar solidez a una trama que se extiende a lo largo de dos mundos paralelos donde la gente convive hoy: el virtual y el real.

alaMaula-logo

Alamaula.com surge en el año 2008 como una red de clasificados online que, luego de que sus fundadores implementaran un plan de negocios prometedor, encontró en el gigante americano E-Bay, un socio ideal para concretar sus aspiraciones de crecimiento en un mercado latinoamericano al que supo entender.

“Aún hay mucho por trabajar en relación a la confianza de los latinoamericanos para que realicen cotidianamente transacciones comerciales de manera online”, reflexiona Guillermo DeBernardo, Director de Marketing y Co-fundador de AlaMaula. “AlaMaula no es un sitio de e-commerce. Esa es la diferencia. Es una plataforma de contacto que ponemos a disposición de la comunidad para que venda todo lo que no necesita y encuentre todo lo que busca. El sitio no es transaccional, es decir que comprador y vendedor se encuentran de manera online y cierran las operaciones personalmente, generalmente dentro de un mismo barrio o ciudad”.

Según su lógica, el sitio logra conjugar un sistema que envuelve al usuario en una esfera que parece agruparlos tanto en la web como en la “calle”. En relación a ello, Guillermo afirma que el “objetivo es que nuestra comunidad esté enganchada con alaMaula. Una plataforma que realmente te agregue valor, que te ayude y brinde servicios, que verdaderamente te sirva y por eso la uses. Creemos en el valor de lo social por el boca a boca y en ésto estamos marcando un camino de empresas, no sólo en lo online”.

El equipo de AlaMaula, presidido por su CEO, Diego Noriega, y secundado, a su izquierda, por Guillermo DeBernardo, Director de Marketing y Co-fundador de la marca.

El equipo de AlaMaula, presidido por su CEO, Diego Noriega, y secundado, a su izquierda, por Guillermo DeBernardo, Director de Marketing y Co-fundador de la marca.

Lo cierto es que el éxito de Alamaula se ve reflejado en la participación activa de su comunidad, no únicamente dentro del sitio, sino en otras plataformas. Es en su página de Facebook o de Twitter donde la interacción entre los miembros de la red crece y toma nuevas dimensiones que refuerzan el sentido de identidad de ellos hacia la marca. “Comprobamos que Facebook y Twitter no son solo canales para responder dudas, sino que es donde se puede materializar este objetivo de comprometer, enganchar, hacer divertir a una comunidad que, más allá de estar en alaMaula por comprar y vender, está ahí porque le gusta”, resalta Guillermo. “En este sentido, hemos sido el primer Case Study de Facebook Argentina gracias al excelente trabajo que realizamos con nuestra comunidad. Crecimos de 300 fans a 128.000 (hoy 500.000)”.

El presente para AlaMaula es brillante, pero su estabilidad depende en gran parte de las experiencias finales que cada persona tenga al realizar una transacción. Un episodio desgraciado puede costar caro, por más aislado que sea. Al respecto, Guillermo aclara: “trabajamos muy proactivamente en la educación de nuestros usuarios, a través de consejos en la plataforma. Brindamos permanentemente tips para compradores y vendedores para que tengan transacciones exitosas. Los riesgos y las experiencias negativas son las mismas que pueden suceder en el mundo offline. Siempre hay gente malintencionada esperando aprovecharse de algún descuido. Por ello, estamos muy cerca de nuestros usuarios con el objeto de que sus operaciones sean seguras”.

Alamaula es, relativamente, una red social nueva, aún en pleno crecimiento. Su modelo presenta grandes ventajas y, al mismo tiempo, amenazas que vigilar. Quizás, la calve para sostenerse se encuentre en su habilidad para amoldarse a las demandas de sus usuarios, los verdaderos tejedores de la trama que le da forma…

¿Cómo triunfar en las redes?

images

Sin lugar a dudas el periodista se está enfrentando a un gran desafío con las redes sociales, muchos cometen errores y graves, otros ni siquiera las utilizan, cayendo en un grave error al desperdiciar la gran cantidad de información inmediata. Pero ¿cómo triunfar en las redes sociales siendo periodista? Robert Hérnandez, profesor de periodismo  en la Universidad de California del Sur, plantea cinco reglas básicas:

1) Primero somos periodistas, la tecnología, en segundo lugar: el periodista debe saber que está utilizando diferentes herramientas a favor del periodismo. Unas tecnologías llegan y otras dejan de usarse pero siempre nuestro objetivo ha de ser el de informar a nuestra comunidad.

2) Si tu madre te dice que te quiere….. compruébalo. Y más si te lo dice por Twitter. Hay que verificar cualquier información, todo lo que tenemos como periodistas es nuestra credibilidad

3) Las redes sociales no reemplazaran las entrevistas telefónicas o en persona. Eres un mal periodistas si sólo confías en lo que te llega por las redes pero también eres un mal periodistas si no las utilizas. Hay que buscar la interacción con los lectores tanto en las redes como en la vida real.

4) Eres ciudadano, marca y periodista. El periodista debe ser genuino, real, como es su vida real pero también tiene que tener en cuenta que sus opiniones en Twitter pueden abrirle o cerrarles puertas.

5) Abre tu mente. El periodista debe estar abierto a probar nuevas herramientas sociales. Debe entender las nuevas redes, las aplicaciones, tiene que adaptarse a los cambios.

Por Gonzalo Gregorio

Córdoba vs Buenos Aires más evolución

Imagen

 

Una se pone a pensar, ¿Qué es lo que le falta al periodismo cordobés para ser lo suficientemente bueno como para complementarse con lo audiovisual y llegar a hacer programaciones que capten la atención del público local?

¿A dónde está la creatividad y el buen gusto de los productores audiovisuales? ¿O será que no tenemos la información que necesitamos para hacer buen periodismo en Córdoba?

Si nos ponemos a analizar unos minutos la situación, para hacer periodismo necesitamos contenido e información, tanto en Buenos Aires como en Córdoba. Y estudies donde estudies esta profesión, como mínimo, bueno tenes salir. Yo creo que si juntamos los dos extremos, “el periodismo” y “lo audiovisual”, siempre tiene que salir algo bueno, a excepcion de que alguna de las dos falle.  

Córdoba está ,ya de por sí, limitada bajo la comparación inevitable con Buenos Aires a nivel periodistico-audiovisual y partiendo de esa base, se empiezan a desnivelar los campos de la comunicación. El pensamiento de casi el 80 por ciento de los estudiantes de comunicación tienen como plan ir a ejercer su profesión a otra provincia donde se supone que todo es “éxito”. No digo que no lo puedan hacer, pero creo que como profesionales les daría mucha más experiencia y importancia quedarse a solucionar o mejorar los baches que hacen a Córdoba como segunda opción laboral.

Estamos y tenemos, como comunicadores, exactamente la misma o más capacidad que los que ejercen, estudian o trabajan en la ciudad porteña. Y tenemos que lograr el cambio de las cosas que no nos gustan ver en la televisión cordobesa, poniéndolo como nuestro principal objetivo. Es solo cuestión de probar, y no irse por el camino seguro. Lo que sí dejaría es al camino seguro como segunda opción en caso de que la lucha por ser un buen periodista cordobés complementado con el lado audiovisual, no resultara para uno.

 

Tenemos información, tenemos las ganas de comunicar, más un plus con el cual antes no se contaba, las redes sociales. Esas herramientas que muchos de los periodistas digitales no saben usar, porque no les interesa aprender a usarlas bien, o que muchos de los periodistas de la vieja tanda tienen miedo de usar.

Podría decirse que necesitamos un vuelco de 180 grados en la mente de los periodistas, productores, y el público local de Córdoba. Cuando hablo de los peridistas digo que los de las antiguas generaciones  tienen que agregar a su estructura las nuevas innovaciones como lo son las redes sociales, y los de la nueva tanda, aplicar pasos que se pierden por estar inmersos al cien por cien en las nuevos medios. Los productores tendrían que replantearse el porqué de seguir planteando programas que no ve nadie por su mala calidad y contenido, cuando tienen todas las herramientas para hacerlo tanto en cámaras, escenografías, sonido, etc.

Y por último, el público, los espectadores y lectores que son la razón por la que nosotros somos los que somos. Los periodistas cordobeses tenemos el contacto directo con ellos, a comparación de años anteriores. Falta aprender a interpretar y escuchar lo que expresan tanto por las redes sociales, como en los medios tradicionales. No hay que olvidarse, nosotros estudiamos, nos recibimos, y ejercemos para ellos. Nuestros públicos.

 

Por: María Pía Cruzado.